MARÍA DE ÁVILA

La primera experiencia docente de María de Ávila se desarrolla en el “Instituto del Teatro” de Barcelona, donde imparte clases, compaginando ese trabajo con el de Primera Bailarina del Teatro del Liceo, de dicha ciudad. Pero es en Zaragoza, en el año 1954 después de abandonar la escena de forma definitiva abre las puertas de su escuela y empieza su autentica labor pedagógica.

María  de Ávila, no sólo ha enseñado a sus alumnos a bailar, sino también ha respetar y apreciar las artes en cualquiera de sus formas.

A través de su “Escuela” ha dado la oportunidad de formarse a no pocos alumnos cuyas familias no disponían de medios económicos suficientes, ha producido espectáculos al menos uno por año y dos Compañías de Ballet:

En 1980 “Ballet de Zaragoza” el cual fue donado a la Ciudad de Zaragoza a través de su Excelentísimo Ayuntamiento, al ser nombrada por el Ministerio de Cultura, Directora de “Los Ballets Nacionales” y el “Joven Ballet María de Ávila” en 1989 formado por sus discípulos más destacados en aquel momento, con edades comprendidas entre los 11 y los 19 años, algunos de los cuales forman actualmente parte de las más acreditadas  instituciones de danza. Esta última fue una experiencia enormemente satisfactoria en lo personal y llena de éxitos profesionales, tanto en nuestro país como  fuera de nuestras fronteras, llegando a realizar una gira por diversas Universidades de los Estados Unidos de América.

En la actualidad, nuevos grupos de jóvenes siguen formándose para el futuro…